Fórmula Bicycle

Bicycle Metal Lube

Lubricante profesional de altas prestaciones especial para bicicletas de carretera y montaña. Destinado a elementos que requieran alto deslizamiento y protección.
Es un lubricante sintético húmedo de larga duración con un alto poder de lubricación con el tratamiento exclusivo de METAL LUBE, que le confieren unas propiedades extraordinarias.
Formulado para uso extremo y largos recorridos, muy resistente a elementos externos como la humedad, clima seco y polvoriento.
Este aceite de mediana viscosidad penetra en los micro poros del metal, creando una barrera protectora contra el agua y evitando la oxidación. Elimina ruidos en la transmisión y crujidos en las uniones con carbono, reduce el desgaste de la cadena, platos y piñoneria, no afecta a gomas ni plásticos, no deja residuos y facilita la limpieza arrastrando la suciedad.

 

CONSEJOS PARA UN BUEN ENGRASE DE NUESTRA BICICLETA

El correcto engrase en nuestra bicicleta puede ahorrarnos multitud de inconvenientes.
Una cadena mal engrasada supone mayor esfuerzo al pedalear, desgaste prematuro de la cadena y un alto riesgo de rotura, componentes como la transmisión, desviador, manetas, cambios, cables, rodamientos, etc., sufren un mal funcionamiento generalizado y un prematuro desgaste.
El uso de lubricantes adecuados y la manera correcta de usarlos, mejorara el funcionamiento, prolongara la vida útil y nos dará confianza plena en nuestra maquina.

LUBRICA TU BICI

No hay cosa que mas odie un ciclista, que oír esos horribles ruidos, chasquidos, crujidos…, Una jornada que podemos disfrutar plenamente, se puede convertir en todo un calvario por culpa de una deficiente lubricación. El engrase es la vida de la bicicleta, elimina rozamientos, desgastes excesivos y permite que todo funcione con suavidad y silenciosamente.
Seguro que nunca te has parado a pensarlo, pero una bicicleta rígida tiene del orden de 30 a 40 ejes de giro entre frenos, cambio, desviador, y otras partes giratorias, y eso sin contar los eslabones de la cadena. La cosa se complica en una doble suspensión, y más si los pivotes son de casquillos de fricción que son más susceptibles a la entrada de suciedad y a provocar música indeseada.
No tienes por que preocuparte, con un sencillo mantenimiento periódico estos males nunca aparecerán y si ya  los padeces a buen seguro los eliminaras.
Después de cada lavado, un engrase externo en los puntos estratégicos y  tendrás la batalla ganada.

ELECCIÓN DEL LUBRICANTE

Lo primero que tenemos que hacer es determinar el tipo de aceite que debemos usar.
No todos los aceites son iguales, evitaremos los aceites tipo tres en uno, este tipo de aceites contienen solventes y desaparecen rápidamente, además actúan más como desengrasante
que como lubricante.
Podemos elegir entre dos tipos de lubricantes, película seca o película húmeda.
Los lubricantes de película seca, engrasan menos, su duración es menor y se van fácilmente con la lluvia o humedad, su gran ventaja es que no atraen el polvo ni la suciedad y la cadena aparentemente se ve mas limpia, aunque mas limpia no significa mas lubricada. En situaciones de caminos embarrados, pierde fácilmente su poder de lubricación y la cadena sufre gran desgaste.
Los lubricantes húmedos, lubrican mucho más que los secos y son más  resistentes a la lluvia, la humedad y el calor, en contra tienen que atraen más al polvo y la cadena tiende a ennegrecerse, aunque si se utilizan correctamente y de acuerdo a unas normas, la atracción del polvo será minima y la lubricación muy superior a la de lubricantes secos.

CONSEJOS PARA UN ENGRASE PROFESIONAL

Sea cual sea el lubricante que se elija, sigue estos consejos:
Antes de engrasar, limpiar el polvo y la suciedad, si la bicicleta la lavaste con agua, sécala antes de engrasarla, un pequeño compresor de aire te será de gran ayuda para eliminar los restos de agua.
Antes de engrasar la cadena es conveniente limpiarla bien a fondo con algún tipo de desengrasante, al igual que los piñones y platos, esto mejorara el engrase y evitara que la cadena se ennegrezca.
Utiliza aceite liquido (no sprays) eso evitara que el aceite llegue a zonas no deseadas como llantas o discos de freno.

PASO A PASO

- LA CADENA.
El engrase de la cadena, es básico y primordial para el buen funcionamiento de la bici, no hay que esperar nunca a que chirríe, la cadena es la que trasmite todo nuestro esfuerzo a la rueda, así mismo de ella depende que los cambios funcionen correctamente.
Después de limpiarla y secarla bien, lo aconsejable seria poner una gotita de aceite en los eslabones en cada bulon. Aplicar el aceite por la parte interna de la cadena, (la zona que queda entre el cambio trasero y los platos) a la vez que damos pedales para repartirla, si engrasas la parte exterior se llenara de polvo y suciedad. No pongas demasiado aceite, con "humedecerla" levemente es suficiente.
Una vez acabado el engrase, giraremos las bielas y la cadena cambiando de marchas, pasando por todos los piñones y todos los platos, esto facilitara la distribución del aceite y evitara que el aceite termine en el suelo.
Es muy importante quitar el aceite sobrante: Tan malo como no engrasar es engrasar en exceso, si nos pasamos con el aceite, la cadena y demás componentes, se llenara de suciedad.
El aceite que queda en las superficies "vistas", no ayuda a lubricar, y sin embargo hace que se pegue el polvo y ensucie  la cadena. Esto se puede evitar limpiando la cadena con un trapo o papel, haciendo girar la biela hacia atrás mientras sujetamos la cadena firmemente. (Antes de retirar el exceso de aceite en la cadena, conviene dejarlo reposar al menos unos 30 minutos para que penetre entre los bulones de la cadena).
Lo ideal seria que después de haber eliminado el aceite sobrante, pudierais coger la cadena sin mancharos las manos.

- LOS PIVOTES DE LOS CAMBIOS.
Aplicaremos aceite a los pivotes del desviador y el cambio, sin olvidar las ruedecillas.

- LOS PIVOTES DE LOS FRENOS.
El tacto del freno suele mejorar al engrasar los pivotes, tanto por delante como por detrás del freno.

- LOS MUELLES DE LOS PEDALES.
Engrasamos los muelles de los pedales automáticos para facilitar la entrada y extracción de la cala. También la placa donde apoya la cala, para evitar ruidos al pedalear.

- LAS BARRAS DE LA HORQUILLA.
Un par de gotas de aceite bastaran para lubricar las barras de las horquillas, esto aumentará la sensibilidad y suavidad de la horquilla.

- AMORTIGUADOR TRASERO.
Lubrica todas las articulaciones, bieletas, basculante, pivotes, casquillos de fricción o cojinetes del ojal y pon un poco de aceite en las fijaciones del muelle helicoidal externo, igualmente aplica aceite en la junta y cuerpo del amortiguador.

- TIJA Y POTENCIA.
Cada cierto tiempo conviene engrasar la tija para evitar que se quede atorada en el cuadro por el óxido que se produce con los lavados. También la unión entre la potencia y el manillar para prevenir ruidos.

- LOS CABLES.
Sacando las fundas de los topes tendremos acceso una mayor parte de los cables, pudiendo limpiarlos y engrasarlos periódicamente. Así alargaremos su vida útil y el buen funcionamiento de los cambios y frenos.

ALGUNOS TRUCOS

- Para facilitar la extracción de las fundas de los topes engranaremos piñón grande y plato grande, y luego sin dar pedales bajaremos en las manetas a piñón y plato pequeño. De esta manera los cables quedarán destensados y no se resistirán. Engrasa también los topes de las fundas por la parte interna, donde entran las fundas.

- A veces se notan unos pequeños ruidos difíciles de identificar.
Al girar el manillar a ambos lados, se debe a la fricción entre las fundas, y los topes del cuadro. En la potencia y tubo de dirección, se debe al roce entre los separadores y extensiones, más acentuados cuando estos son de carbono, también pueden surgir de las roscas de unión. En la tija y sillín, los ruidos pueden provenir del contacto entre tija y cuadro y en el sillín en la unión de las guías con el sillín.
Engrásalos y desaparecerán.

- En bicicletas con cableado inferior no hay que olvidar engrasar la guía de los cables de la caja del pedalier, para que deslicen suavemente por ella y no afecten al funcionamiento de los cambios. No estará de más que esta pieza, generalmente de plástico, la sustituyas cada cierto tiempo, ya que con la fricción del cable acaban formándose surcos.

- Los bujes Shimano tienen unas gomas exteriores en forma de cono que en ocasiones provocan un chirrido con el cuerpo del buje que se soluciona con una gota de aceite en la zona de contacto.

- Un buen hábito es engrasar la cadena cada vez que salimos a montar, y ya de paso los pedales y los pivotes de los cambios. Después cada cierto o cuando notes la necesidad puedes ponerte manos a la obra y hacer un engrase más profundo. Tu bici lo agradecerá, evitarás desgastes prematuros y funcionará como la seda durante más tiempo.

- Las ruedas tienden a hacer unos pequeños chasquidos, sobre todo al pedalear de pie, en la mayoría de casos ese chasquido proviene de los radios, una pequeña gota de aceite en el asiento de los radios, en buje y llanta, nos solucionara el problema.
motores litro

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies